7 mitos sobre la tecnología y los niños

Dos investigadoras estudiaron a niños de entre tres y cuatro años para descubrir si siete afirmaciones que tenían sobre los pequeños y la tecnología eran verdaderas o falsas. Aquí te mostramos los resultados.

 

A través de muchas observaciones, charlas y entrevistas con más de 50 niños de entre tres y cuatro años y sus familias, Lydia Plowman y Joanna McPake expusieron siete mitos sobre la relación entre los chicos y la tecnología:

 

1. La infancia y la tecnología no se deben mezclar.

Aunque algunos opinan que la tecnología afecta negativamente el desarrollo de los niños, las investigadoras no encontraron evidencias que apoyaran esto. Las experiencias de los niños con la tecnología en ningún caso tuvieron efectos dañinos en su comportamiento, su salud o su aprendizaje.

 

2. Los niños pequeños son “nativos digitales”.

Hace un tiempo se popularizó el término “nativo digital” para aquellos chicos que habían nacido rodeados de tecnología. Sin embargo, el estudio señaló que por más que les resultase mucho más fácil aprender, aún necesitan de la ayuda de sus padres para comprender el lenguaje tecnológico y la manera de experimentarlo.

 

3. La tecnología interfiere con la vida social de los niños.

A algunos les preocupa que la tecnología forme pequeños con problemas de comunicación con sus padres y su entorno. No obstante, el estudio mostró que los medios digitales les permitieron desarrollar nuevas formas de comunicación con familiares a distancia o personas que nunca habían visto. Así, la tecnología en vez de interferir con la vida social la mejoró.

 

4. La tecnología domina la vida de los niños.

Aunque muchos adultos creen que desde que la tecnología ingresó en las vidas de los niños, estos no hacen suficiente ejercicio o juegan todo lo que debieran, la investigación demostró que la tecnología no los influencia en sus actividades diarias ni dejan de hacer otras cosas debido a los efectos de los medios digitales en sus vidas.

 

5. Jugar es aprender.

La mayoría de los especialistas está de acuerdo en que las mejores experiencias educativas están basadas en el juego, pero aún es difícil establecer entre ellos una relación directa. Lo que sí encontraron las investigadoras fue que las tecnologías ayudaron a los niños a ampliar las posibilidades entre jugar y aprender.

 

6. Si es interactivo es educativo.

Muchos de los nuevos productos para niños aseguran que por ser “interactivos” pueden acelerar el proceso de lectura y escritura o el uso de los números. Por el contrario, el estudio mostró que lo que ellos llaman interactividad no necesariamente garantiza un mejor aprendizaje, ya que a veces solo se reproducen las mismas formas de aprender que las que se conseguirían con un libro electrónico.

 

7. Los chicos tienen que ser cerebritos tecnológicos.

Al parecer, muchos padres que no tuvieron la posibilidad de estar en contacto con la tecnología durante sus vidas, quisieran que sus hijos pequeños sepan todo sobre el mundo digital del momento. Pero hay que tener en cuenta que la tecnología cambia muy rápidamente, por lo que si bien es importante que los niños se desenvuelvan en el mundo tecnológico, no necesariamente se les debería impulsar a que tengan una destreza especial en ella.

 

Utiliza el Internet de Alta Velocidad de CABLEVISION® con tus hijos y exploren juntos las infinitas posibilidades que proporciona la tecnología.

Deja tu opinión:

Recent Posts