“¿Hemos llegado ya?”: 5 claves para viajar en auto con los niños

Los niños en un coche se cansan de estar sentados, se aburren de mirar por la ventana, se acaloran, se marean o se ponen nerviosos, lo que convierte cualquier viaje por carretera en una pesadilla. Por eso, queremos brindarles algunas ideas para que cualquier trayecto en auto sea relajado, divertido y seguro.

Es muy común para las familias hacer viajes en auto, ya sea para largas vacaciones o solo por un fin de semana. El proceso suele ser siempre el mismo: cargar el coche de maletas, instalarse en los asientos, abrocharse los cinturones y encender el motor.

Pero poco después, a escasos metros de la salida, se escucha una pregunta desde el asiento de atrás: “¿cuánto falta para llegar?”.

Lejos de perder la paciencia, los padres tienen que lidiar con el aburrimiento y los nervios de sus hijos, que se sienten encerrados y quieren salir del auto. Y esto, además de molesto, puede ser peligroso, ya que las demandas de los niños distraen al conductor.

Para evitarlo, te ofrecemos algunos consejos que ayudarán a convertir el trayecto en parte de la diversión:

 

Explicar a los niños cómo será el viaje: Unos días antes de salir debemos compartir con nuestros hijos las características del viaje que vamos a realizar. Planear el itinerario, los horarios de salida y la duración del trayecto, parecen detalles pequeños pero ayudan mucho a que ellos entiendan lo que pasa, y no se impacienten.

 

Preparar kits: Es importante anticiparse a las necesidades que puedan surgir durante el trayecto. Para eso debemos preparar una bolsa con algunas pequeñas sorpresas (juguetes, muñecos, etcétera) para evitar el aburrimiento. También hay que tener siempre alimentos y agua. Es mejor no llevar golosinas o comidas muy azucaradas, ya que empachan y producen nerviosismo e intranquilidad.

 

Llevar la ropa y el equipaje adecuado: Los niños necesitan sentirse libres, por eso debemos vestirlos con ropa cómoda o fácil de quitar en caso de que tengan calor. También les afecta mucho el espacio que tienen a su alrededor: llevar más equipaje del que necesitamos y llenar los asientos de atrás de objetos solo aumentará la sensación de encierro, e incluso puede provocar mareos.

 

Detenerse con frecuencia: Es recomendable realizar una parada cada dos horas,  y es preferible que sea en lugares donde los niños puedan correr un poco, estirar las piernas y desahogarse.

 

Pasarlo bien: Este es quizás el consejo más importante de todos. Los niños se ven muy influenciados por el ambiente que les rodea, por eso si estamos tensos, ellos lo notarán y lo reflejarán en su comportamiento. Prepara música para el viaje, así podrán cantar en familia (a los niños les entusiasma cantar y bailar con sus padres). Ésta y otras actividades lúdicas, como los juegos de palabras o de observación, devolverán el buen humor al auto y contrarrestarán los efectos del agotamiento, de padres e hijos.

 

Si aplicar estos consejos funciona, ofrece a tus hijos una recompensa por portarse bien: contrata el Internet de Alta Velocidad de CABLEVISION® y encuentra allí más formas de divertirte con ellos.

 

Deja tu opinión:

Recent Posts