Dallas campeón de la NBA por primera vez en la historia

Un premio a la veteranía, a la seriedad y al trabajo colectivo. Eso significó el triunfo de los Dallas Mavericks en la fin a l de la NBA (por 4 a 2). Cinco años después de perder el anillo ante el mismo rival, el equipo texano se tomó revancha y arrebató la gloria a Miami Heat.

Finalmente, se impuso la experiencia sobre la juventud y el desparpajo. Triunfó la veteranía de Dirk Nowitzki (casi 33 os y con 13 temporadas en la NBA), Jason Kidd (38 años y 16 como profesional) y Jason Terry (33 años y 11 temporadas en la mejor liga del mundo). Triunfó la planificación de un equipo con juego colectivo y solidario en el esfuerzo, en el que todos los jugadores cuentan y, además, asumen su responsabilidad. Y triunfó la humildad y entereza del alemán frente al divismo de LeBron James y Dwayne Wade.

Miami Heat terminó siendo un proyecto fallido que en el momento más importante de la serie final desnudó los defectos de los equipos construidos con un evidente desequilibrio debido al excesivo peso de dos o tres jugadores.

El mejor jugador europeo de la historia de la NBA, el alemán Dirk Nowitzki, fue consagrado como MVP (jugador más valioso de las finales) y no es para menos ya que promedió más de 20 puntos y 10 rebotes por partido y consiguió por fin un título muy merecido por su trayectoria.

Los Heat se desmoronaron a medida que avanzaban las finales y dejaron en evidencia que todavía no tienen ensambladas a sus tres grandes figuras (James, Wade y Bosh) como un equipo.

Después de haber conseguido una victoria en el primer partido, perdieron una ventaja de hasta 15 puntos en el segundo partido y a partir de ese momento todo cambió a favor de los Mavericks, que sentenciaron la serie sin necesidad de llegar a un séptimo partido.

Probablemente por eso Jason Terry declaró: “Hemos demostrado que somos un equipo que nos crecemos en la adversidad, que no hay figuras entre nosotros sino compañeros que luchamos de principio a fin en el campo”; como diferenciándose del rival.

Grandes jugadores como Jason Kidd, Dirk Nowitzki, Shawn Marion o Jason Terry podrán retirarse con el justo sabor de haber ganado un título de la NBA.

 

El excéntrico Mark Cuban

Es el dueño del equipo texano, pero no es eso lo que lo ha hecho conocido. Se trata de un personaje muy particular que a sus 52 años ha participado en cinco películas como actor secundario y en un capítulo de la célebre ‘Walker Texas Ranger’, además de haber hecho un documental sobre su vida. También apareció en un capítulo de  Los Simpsons, y en diferentes capítulos de series como ‘Entourage’, ‘The Benefactor’ o ‘The Loop’.

Otra razón por la que saltó a la fama son sus célebres frases, que le han costado tener que pagar más de un millón de dólares en multas a la NBA por haber criticado a árbitros, rivales y al propio dueño de la liga, David Stern.

Deja tu opinión:

Recent Posts