Los niños y la televisión

Muchas personas piensan que el tiempo que un niño pasa frente al televisor es tiempo que le resta a otras actividades como deportes, estudio y juegos. A su vez, muchos padres se preocupan al pensar que sus hijos pueden aprender cosas que son incorrectas o inapropiadas para su edad.


La realidad es que no es recomendable que un niño pase muchas horas frente al televisor y es menos recomendable aún que esas horas las pase sin supervisión de un adulto responsable. Pero debemos tener en cuenta que la televisión no es perjudicial si se observa de manera equilibrada y si los niños son supervisados y guiados por un adulto.

La televisión tiene muchos rasgos positivos sobre todo para los niños pequeños. Gracias a ella, los niños pueden empezar a conocer el mundo que los rodea e incrementar su imaginación. Este medio visual les permite conocer lugares increíbles como otros países, la selva, el océano y muchos más.  Sumado a esto, todos sabemos que la televisión es una fuerte herramienta de enseñanza, sirve para reforzar lo enseñado por los padres remarcando cuales son los hábitos correctos. Puede servir para potenciar valores como el respeto por el medio ambiente y por los demás seres humanos, también para resaltar la importancia de la buena alimentación, del ejercicio físico y otros hábitos saludables.

Con respecto al aprendizaje, la televisión no brinda únicamente herramientas para el correcto desarrollo social de los niños, también ofrece herramientas para su desarrollo intelectual. Muchos programas de televisión son creados con el fin de que los niños aprendan jugando.

La televisión está inmersa en nuestra realidad cotidiana, es improductivo y hasta perjudicial para los niños la prohibición de acceder a ella. Consideramos que la televisión trae algunos inconvenientes pero también muchos beneficios. Lo que hay que aprender es cómo utilizar este medio de comunicación. Eligiendo los programas adecuados, mirando un número equilibrado de horas y controlando lo que miran los niños se le puede sacar el máximo provecho.  Es recomendable que los padres seleccionen los programas que consideren adecuados para sus hijos y les expliquen a ellos porque algunos programas se les permite ver y otros no.

Por último recomendamos compartir las horas de televisión en familia, esto los ayudará a conocer mejor a sus hijos, saber de sus intereses y compartir momentos sin descuidar las situaciones en  las que pueden disfrutar su tiempo juntos sin la televisión.

Los especialistas recomiendan:

-          Establecer límites al consumo de programas televisivos (Aproximadamente 2 o 3 horas por día)

-          Compartir la televisión con la familia (buscar programación que le interese a todos y comentarla)

-          Hacer de la televisión una actividad interactiva

-          Aprovechar la televisión para incentivar otras actividades saludables como puede ser la lectura, comprando libros o revistas de los programas que los niños disfrutan.

 

 

Ustedes, ¿saben qué programas miran sus hijos? ¿Imponen un límite de horas de televisión? Los invitamos a dejar sus comentarios.

Deja tu opinión:

Recent Posts