¿Secuelas y precuelas: Suman o restan?

Muchas veces vemos una película que nos deja alucinados, ya sea porque nos emocionó, porque nos sorprendió con sus efectos o porque nunca se nos hubiera ocurrido que ese iba a ser el asesino.  Y muchas veces nos quedamos con las ganas de más, pero… ¿son buenas las secuelas o precuelas?

Hoy en día es difícil de hablar de secuelas y precuelas, ya que algunas películas se han terminado convirtiendo en trilogías con el correr de los años.

De todas maneras cabe preguntarse si realmente estos “anexos” que se le hacen a una historia la terminan resaltando.  Muchas veces no alcanzan el clímax generado por la anterior y arruinan toda la trama.  Sin embargo hay veces que la secuela es tan exitosa que termina consiguiendo mejores críticas que la primera.

Malos ejemplos

A lo largo de la historia del cine hubo secuelas desastrosas que arruinaron la reputación de la película original.

Bajos instintos 2. La primera causó furor, pero era de esas películas que nunca esperamos tuviera secuela.  Tuvo muy baja recaudación y solo demostró que lo mejor de la uno era la sensual Sharon Stone.

Máxima velocidad 2. La primera fue no sólo un éxito en taquilla sino que lanzó a la fama a Sandra Bullock. Todos recordaremos por siempre la escena del bus. El problema fue cuando quisieron meternos la misma historia, pero en el agua y con otro protagonista.

Por otro lado tenemos secuelas excelentes que nos han dejados maravillados con la historia.

Las precuelas generalmente tratan de darle una vuelta de rosca al guión original, tratando de explicar el origen de los personajes.  En teoría suena muy bien, pero no siempre.  Te damos algunos ejemplos.

Los primeros golpes de Butch Cassidy y Sundance. Se intenta de dar continuidad a los mitos de Butch Cassydy y Sundance Kid, a los que dieron vida Paul Newman y Robert Redford en la memorable Dos hombres y un destino. En esta secuela, ni el trabajo de dos actores notables (Tom Berenger,William Katt) ni los esfuerzos del director Richard Lester salvaron la película del naufragio.

Hannibal, el origen del mal.  La cosa quedó  condenada al fracaso, cuestión que quedó confirmada en la penosa combinación de drama histórico y película de artes marciales desplegada por el filme.

Las mejores historias mejor contadas

Con respecto a las secuelas tenemos…


Kill Bill 2.
Es inolvidable la actuación de Uma Thurman en la batalla final además de lo sensual que se ve en la pantalla.
Harry Potter. Cualquiera de ellas.  La primera película “La piedra filosofal” como todas las que les siguieron han sido una mejor que la otra.  Este aprendiz de mago que luego se convierte en “el elegido” para combatir el mal ha tocado los corazones de grandes y chicos.

Y del lado de las precuelas.

Equipo A. Esta película logra mantener esa locura de los personajes y de las situaciones. Espectaculares efectos especiales, buen casting.

El Padrino II.  Parte de esta película nos muestra como  Vito Corleone, llega al poder; y la segunda sería una secuela que narraría la continuación de las aventuras del nuevo padrino, Michael Corleone. Para muchos cinéfilos esta película es considerada absolutamente perfecta.

 

Como conclusión entonces y viendo tantos ejemplos es difícil determinar si tanto precuelas y secuelas son buenas  o malas ideas. Pero bien dice el refrán, sobre gustos…

Te invitamos a que sintonices  nuestros canales de cine y nos digas cuál es tu opinión. Conviértete en un experto en cine de la mano de CABLEVISION®.

 

Deja tu opinión:

Recent Posts